HISTORIA A LAS PIÑAS: LUIS ANGEL FIRPO

Ahora que un boxeador nacional está a un paso de una chance mundial en peso pesado, un pantallazo a la vida del primer gran boxeador argentino, el Toro salvaje de Las Pampas.

El mítico instante de la caída fuera del ring de Jack Dempsey.

El mítico instante de la caída fuera del ring de Jack Dempsey.

El neuquino Matías Vidondo combatirá el próximo 17 de octubre en el Madison Square Garden de Nueva York ante el cubano Luis Ortiz por el cetro interino pesado AMB que se encuentra vacante. El primer argentino que tuvo una chance mundialista en la gran manzana fue Luis Angel Firpo.

Todo pantallazo a la vida del juninense, que nació el 11 de octubre de 1894 y murió el 7 de agosto de 1960, debe centrarse en aquella noche del 14 de septiembre de en el Polo Grounds de Nueva York. Firpo pudo ser el primer campéón mundial gaucho en aquella famosa pelea con Jack Dempsey, cuando sacó del ring al campeón en el 1° round y luego fue noqueado en el segundo. Pelea viciada de nulidad porque Jack estuvo más de 10 segundos fuera del ring. Esa historia es conocida.

Pero hay otros pormenores que no son conocidos (o recordados). Para esta pelea, Firpo prescindió de su manager Jimmy DeForrest, hombre que lo dio a conocer en EE.UU. Para ahorrarse el porcentaje que debia pagarle a este, el argentino fue asistido por unos amigos de Buenos Aires. Luego de los incidentes polemicos y ya terminado el pleito, los periodistas consultaron a DeForrest sobre cual hubiera sido su actitud al momento de estar Dempsey tanto tiempo fuera del ring de haber estado en su esquina.

-“Simple, hubiera esperado 10 segundos, luego llevaba a mi pupilo a su camerino, y el lunes a primera hora iba a la Comisión de Nueva York a reclamar el cetro”, dijo.
Cuando le preguntaron al presidente de dicho ente, cuál habria sido su decisión, dijo: “Ante lo evidente de las irregularidades, hubiera hecho lugar al reclamo y habria proclamado campeon a Firpo”.

Por miserable y amarrete no fue campeón.

Cuando llegó a EE.UU. le preguntaron a Firpo cuál era su foja de servicios.
-“Soy campeon sudamericano pesado y le gané 2 veces a Gunboat Smith”, sentenció
-“¿Cuál de ellos, el blanco o el negro?” le consultaron.
-“El negro”, respondió.
-“No sirve, el blanco es el mejor, vuelva más adelante”, lo crucificaron. Luego mostraría su valor.

Fue el antiboxeo. Cero tecnica y talento. Pero con una guapeza suicida. Gracias a su epica batalla titular, se legalizó el boxeo en nuestro pais. Y, además, fue el único pesado argentino que venció a un campeón mundial de la categoria (KO8 a Jess Willard el 27 de julio de 1923).

ENRIQUE SÁNCHEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s