HISTORIA A LAS PIÑAS: ¿CETRO PESADO EN BAIRES?

Matías Vidondo tendrá dentro de diez días una chance por el cetro pesado AMB interino en Nueva York. Goyo Peralta estuvo cerca de pelear por ese mismo cinturón en la capital argentina, hace 46 años.

Peralta en una exhibición con Ali en España, en 1972.

Peralta en una exhibición con Ali en España, en 1972.

El 8 de agosto de 1969, en el Palacio Peñarol de Montevideo, Oscar Bonavena y Gregorio Peralta empataron al cabo de 10 rounds en la famosa pelea de las cuerdas flojas. El combate en si fue mediocre. Lejos del nivel de emoción del celebrado en el Luna Park cuatro años antes y que marcó un record de asistencia en el templo capitalino que aún persiste (25.236 espectadores). Cuentan crónicas de la época que en el desquite, hubo ventajas para Goyo.

El sanjuanino Peralta estaba distanciado de la empresa Luna Park, que presidia Tito Lectoure, y eso lo acercó a un acerrimo enemigo de este, el empresario rosarino Hector Mendez. Para el 20 de diciembre de ese mismo año, se anunció que en La Bombonera (el estadio de Boca), el entonces campeón mundial de peso completo Jimmy Ellis, defendería su cetro pesado AMB ante Goyo Peralta, con la organización de Mendez.

Angelo Dundee, manager de Ellis, era intimo amigo del promotor, lo que falicitó las negociaciones e hizo posible semejante evento. El campeón y su afamado tecnico arribaron  a Buenos Aires con varios dias de anticipación. Conforme se acercaba el dia del choque, un manto de dudas se cernían alrededor de la función. Poca difusión, por consiguiente escasa venta de entradas anticipadas, ponian en peligro la realización. Para esa misma jornada, Lectoure montó una doble función en el Lua Park que tenía como estelaristas a Víctor Echegaray (otro sanjuanino) contra Juan Domingo Corradi y al taquillero tucumano Horacio Saldaño enfrentando a Abel Cachazú.

El mismo día del choque, Méndez anunció la cancelación del mismo. La versión oficial fue que Ellis habia decidido aceptar una oferta para enfrentar a Joe Frazier en un pleito unificatorio (que haría el 16 de febrero de 1970) y no quería arriesgar. Años despues, el desaparecido historiador Julio Ernesto Vila -que para dicha velada había colaborado con Méndez- me dijo que el verdadero motivo de la no realización habia sido el boicot de Lectoure, con complicidad del periodismo y la Federación Argentina de Box. Por egoísmos personales se perdió la oportunidad histórica de una corona máxima en la Argentina. El desaire (y su condición de peronista confeso, cuando existía una proscripción) hicieron que Peralta se fuera primero a EE.UU. y luego a Europa y sólo hiciera una pelea más en nuestro país en sus restantes 26 presentaciones.

ENRIQUE SÁNCHEZ

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s