LA AMB TIENE REGLAS QUE NO SON DERECHAS

La Asociación Mundial de Boxeo estiró al máximo sus normativas para nombrar al estadounidense Adrien Broner super campeón superligero, abriendo el juego para cobrar más derechos de sanción y tener tres coronas en el mismo peso.

Broner ganó títulos en cuatro pesos, AMB los dos últimos (welter y superligero).

Broner ganó títulos en cuatro pesos, AMB los dos últimos (welter y superligero).

La Asociación Mundial de Boxeo (AMB) parece no tener límites a la hora de habilitar cinturones para declarar campeones mundiales. Hace cuatro semanas autorizó un interinato “virtual” en el peso mediano ya que permitió que el venezolano Alfonso Blanco y el belarús Sergey Khomitsky pelearan por una porción del título a condición de que el campeón interino reconocido (el inglés Chris Eubank) retuviera su cetro dos semanas después ante el yanqui Tony Jeter. AMB también considera monarcas de los 72,580 kilos al kazajo Gennady Golovkin (titular unificado) y al estadounidense Daniel Jacobs (titular regular).

Amparada en la discrecionalidad de sus reglas, la entidad con sede en Panamá volvió a dar muestras de su capacidad para estirar la letra escrita a los límites. En la misma fecha del Blanco-Khomitsky aprobó que el estadounidense Adrien Broner se enfrentara al ruso Khabib Allakhverdiev por la corona superligero vacante, pese a que venía de una derrota. El triunfo de The Problem le valió el cuarto título en pesos diferentes.

A diferencia de la OMB (la otra entidad que designa a un monarca super campeón en tanto tenga un contrato múltiple con una red de TV, realizó diez defensas exitosas o fue campeón OMB en más de una división), AMB menciona esta posibilidad en el artículo 18 de su reglamento sin dar ninguna certeza del por qué a un campeón se lo elevaría de categoría (“En circunstancias excepcionales, el Comité de Campeonato -Gilberto Mendoza Jr.- y el Presidente – Gilberto Mendoza Sr- podrán designar a un campeón como Campeón Súper. El Presidente y el Comité podrán establecer criterios para un Super Campeonato. En tal designación, el Presidente Comité podrá determinar las condiciones y requisitos de defensas y la retención de tal título”).

De un plumazo, AMB decidió subir un escalón a Broner y, consecuentemente, obligar a su compatriota José Benavidez (campeón interino) pelear obligatoriamente con el italiano Michelle Di Rocco por la faja regular.

Forzar las reglas persigue el negocio: no sólo abre una “vacante” al dejar en el aire el cetro interino (un cetro que seguramente se pondrá activo a principios de 20136) sino que el status de súper campeón le obliga a Broner a pagar una extra del 3% a la AMB además del 3% habitual para una pelea titular. Si se tiene en cuenta que en su última pelea el nacido en Cincinnati cobró un millón de dólares, se entiende el objetivo que persigue AMB a fuerza de multiplicar sus cinturones.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s