TERMINÓ LA ERA K

El grandote inglés Tyson Fury le ganó por puntos al ucraniano Wladimir Klitschko para quitarle el cetro unificado pesado en una soporífera pelea celebrada en Düsseldorf, Alemania.

box

La victoria por decisión de Fury sobre Klitschko pagó 10-1 en las apuestas.

Tyson Fury tiene una linda historia en la mochila, con linaje familiar de boxeadores a puño limpio por el territorio británico y un humor a prueba de balas (se presentó a una de las conferencias previas disfrazado de Batman). Ahora tiene algo más para contar: el grandote Fury -de 2,06 metros de altura y 2,16 de envergadura- hizo lo que parecía imposible: terminó con el reinado K gracias a los jurados.

En una pelea tan táctica que fue soporífera, el inglés le aplicó al ucraniano Wladimir Klitschko la misma receta que al Dr. K le permitió mantener la  corona pesada desde 2006 (ese año ganó el cetro FIB y luego añadió el OMB y el AMB): mantener la larga distancia, intentar cruzar la derecha y congelar cuando la acción se metía en la corta. De espectáculo, nada.

Klitschko (pequeño ante el inglés pese a su metro 98) no tuvo variantes técnicas ni emocionales para quebrar al raro y desprolijo Fury que, con disparos ocasionales, le provocó cortes en el ojo derecho y el pómulo izquierdo al Klitschko y fue sumando ventajas en las tarjetas extraoficiales aunque sin deslumbrar. Las estadísticas amparaban la imagen visual: en un combate anodino, Fury conectó 86 golpes (siete por round) y Klitschko, escasos 52 (apenas poco más de cuatro por asalto).

Al llegar a la última campana sólo existía una duda: ¿habría otro de los acostumbrados atracos a la alemana? De hecho, en el 11º asalto, el árbitro estadounidense Tony weeks estuvo excesivamente celoso al descontarle un punto al retador por pegarle al campeón un golpe en la nuca, medida que pareció excesiva.

Por suerte esta pelea pasará a la historia por ese tiro para el lado de la justicia ya que los jueces no le hicieron un guiño al campeón. El chaqueño Ramón Cerdán vio ganar a Fury 116-111 (idéntico score que @PlanetaBoxing), mientras que el puertorriqueño César Ramos y el estadounidense Raúl Caiz coincidieron en 115-112 para desatar la alegría del nuevo campeón que celebró sacándole el micrófono al anunciador Michael Buffer para largarse a cantar I Don’t Wanna Close Miss A Thing de Aerosmith en el centro del cuadrilátero.

A los 27 años, Fury -quien ya recibió el desafío unificatorio del estadounidense Deontay Wilder (campeón completo CMB)- elevó su historial invicto a 25-0 (18KO); Klitschko (quien hacía la 19ª defensa de su segundo reinado ya que también fue campeón OMB entre 2000 y 2003), a cuatro meses de cumplir 40, bajó a 64-4 (53KO-3PKO). Hay otro Tyson en el trono máximo, más grandote que el anterior aunque todavía sin tanta chapa.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s