REVECO, EL MODERNO CHOLO GONZÁLEZ

El Cotón, quien fuera víctima de un afano en el primer enfrentamiento con Kazuto Ioka, cayó sin atenuantes ante el nipón en la revancha por el título mundial mosca AMB: dolorosa derrota por KOT en el 11º round.

box

La dramática postal del final: Reveco rendido ante el poder de Ioka.

La historia dirá que Juan Carlos Reveco (36-3, 19KO-1PKO) experimentó las mismas sensaciones de alguien que vive a pocos kilómetros de su casa. Es que como le pasara a Manuel González, más conocido como el Cholo, allá por junio de 1979, el Cotón cayó por nocaut técnico en el penúltimo asalto de su combate en Japón ante Kazuto Ioka (19-1-0, 11KO), ese oriental que lo venció en abril (y lo despojó de la corona mosca AMB) tras un fallo ultra polémico.

En marzo de 1979, otro mendocino experimentó lo mismo, aunque con la diferencia de que nunca fue como campeón sino que viajó como retador. En primera instancia Manuel González venció holgadamente a Masashi Kudo, titular superwelter AMB, aunque los jueces determinaron que el local debía quedarse con la corona, por lo que fallaron en su favor en dictamen mayoritario. Tras aquel papelón, el Cholo tuvo su revancha directa ante Kudo. Fue ese mismo año y la contienda se desarrolló en el mes de junio, tres meses después del robo.

Y si bien González, hoy recluido en un gimnasio del Barrio La Gloria de Godoy Cruz, tenía sed de revancha sus planes no llegaron a buen puerto ya que perdió por nocaut técnico en el 12º asalto de la pelea (en aquel momento se peleaba a 15 rounds), lo mismo que le pasó al Cotón, quien no pudo resistir la potencia de Kazuto Ioka y mordió el polvo tras un gancho a la zona blanda en el 11º.

En abril de este año que ya cumple su ciclo (en Japón ya es 2016), el malargüino fue víctima de las mafias del boxeo –ojo, esas cosas no solo existen en Argentina-, y cayó derrotado por puntos, en fallo dividido y totalmente repudiable, ante el por entonces retador al título mosca de la AMB.

Fue tal el bochorno que la AMB ordenó la revancha entre ellos aunque le dio la posibilidad al nipón de hacer una defensa optativa ante el también argentino Roberto Sosa, a quien relegó por puntos en decisión unánime.

Reveco, en tanto, esperó su turno y se preparó para ir a buscar lo que era suyo, aunque volvió a caer en la constante del cambio de rincón. Dejó a Jorge Arias, quien lo acompañó en su viaje anterior a Japón, y volvió con Charly Rodríguez, quien había dejado su cargo unos meses antes de enfrentar a Ioka.

Con esos vaivenes, el malargüino, más allá de haber dejado todo arriba del ring, tuvo una de sus peores noches desde que es profesional y ni que hablar desde que pelea por títulos mundiales.

A partir del noveno asalto fue doblegado íntegramente por el local y en el onceavo llegó lo inesperado: Reveco mordió el polvo probando de su propia medicina, el gancho al hígado. El Cotón no pudo hacer nada. Trató de levantarse pero el dolor y la impotencia fueron mayores, como lo del Cholo González en 1979.

JUAN IGNACIO BLANCO
@JuaniBlanco87

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s