PRIMAVERA PESADA

El estadounidense Deontay Wilder logró un KO de antología ante el polaco Artur Szpilka y tras el combate recibió el desafío del inglés Tyson Fury para unificar coronas, lo que anticipa un atractivo panorama en categoría máxima para 2016.

x box

Tras la pelea, Wilder y Fury se trenzaron en un cara a cara para “vender” la unificación.

Hace 20 años, una mirada a la división pesada podía ofrecer que al mismo tiempo convivieran tipos como Mike Tyson, Evander Holyfield, George Foreman, Lennox Lewis, Riddick Bowe o Michael Moorer; muy buenos boxeadores que no tenían miedo a entrar en un ring a enfrentarse entre sí. En la década siguiente, la aburrida monarquía de los hermanos Vitali y Wladimir Klitschko decantó en una chatura pocas veces vista en la categoría.

Actualmente, el peso máximo parece haber revitalizado. No tanto por la calidad de los campeones sino por la posibilidad de volver a ver enrentamientos competitivos.

Anoche, el Barclays Center de Brooklyn ofreció una doble cartelera por títulos pesados. La de fondo, por el cetro CMB, ofreció las dos caras que generalmente tienen un enfrentamiento de mastodontes: un combate táctico sin demasiado brillo, cerrado por una definición escalofriante. El local Deontay Wilder (36-0, 35KO) no mostraba mucho ante el voluntarioso polaco Artur Szpilka (20-2, 15KO-2PKO) y con una sola derecha en el noveno round lo dejó dormido y mandó al europeo al Lutheran Hospital para chequear sus funciones vitales. El nocaut, candidato al KO del año, fue un excelente regalo para el gran Muhammad Ali, quien hoy cumple 74 años.

En el semifondo, en una pelea que no ofreció mucho, el ucraniano Vyacheslav Glazkov (21-1-1, 13KO-1PKO) se lastimó sólo la rodilla derecha y PKOT3 ante el estadounidense Charles Martin (23-0-1, 21KO), quien así heredó la faja FIB que la entidad con sede en Nueva Jersey le quitó al inglés Tyson Fury (25-0, 18KO( cuando éste aseguró que prefería darle la revancha a Wladimir K (64-4, 53KO-3PKO) por los títulos que le quedan (OMB y regular AMB) antes que pelear con Glazkov, su retador mandatorio. Fury, presente en el estadio neoyorquino, se robó la noche al subir al cuadrilátero y desafiar cara a cara a Wilder para tener una unificación a fines de año, luego del compromiso ante Klitschko en abril o mayo.

Al panorama de estos monarcas hay que sumarle al titular interino AMB, el cubano Luis Ortiz (24-0-0-1, 21KO), quien logró el cetro al despachar al neuquino Matías Vidondo y ofrece un buen combo de pegada y escuela boxística. A la expectativa están el ruso Alexander Povetkin (30-1, 22KO), ex poseedor del cetro AMB; también es rival de cuidado el haitiano Bermane Stiverne (25-2-1, 21KO-1PKO), a quien Wilder le sacó la corona, y viene creciendo el invicto inglés Anthony Joshua (15-0, 15KO), campeón olímpico en Londres 2012, así como una media docena de peleadores potables de diferentes orígenes como el reaparecido británico David Haye (ayer KOT1 al australiano Mark De Mori en Londres), el uzbeko Ruslan Chagaev (campeón regular AMB), el yanqui Malik Scott, el búlgaro Kubrat Pulev, el alemán Erkan Teper o el naciente bombardero polaco de origen nigeriano Izuagbe Ugonoh.

Ninguno de la lista parece tener requisitos pare el Hall de la Fama, pero justamente el equilibrio de habilidades y las ganas de no eludirse hacen que la temporada 2016 puedar mostrar un reflorecimiento en la categoría pesada.

Video del KO de Wilder a Szpilska

 

ERNESTO RODRÍGUEZ III
‏@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s