UN PLUMA A PEDIDO

Matías Rueda noqueó a Leandro Mendes Pinto y logró el cetro Sudamericano pluma que estaba vacante; el brasileño fue habilitado contra las reglas: nunca antes peleó en esa categoría y habitualmente combate entre ligero y welter.

box

Rueda KO8 Mendes Pinto. En siete peleas previas en Argentina, el brasileño registró entre 61 y 65 kilos; ayer lo anunciaron con 57,150 kg.

El tandilense Matías Rueda es un buen prospecto nacional que, gracias a las dispensas que hace la Organización Mundial de Boxeo (OMB) con sus títulos regionales, pudo escalar hasta la segunda posición del ranking pluma gracias a haber obtenido y defendido el cetro Latino OMB ante rivales de segundo y tercer orden a nivel planetario.

La Cobrita (25-0, 22KO), que pide este año una oportunidad ante el ucraniano Vasyl Lomachenko KO8 al brasileño Leandro Mendes Pinto (19-8-2, 9KO-3PKO) en el club Unión y Progreso de su ciudad natal y logró el título Sudamericano pluma que debió dejar vacante el bonaerense Román Reinoso en una flagrante falta reglamentaria.

Mendes Pinto, nacido en Pelotas (Río Grande do Sul) hace 38 años, combate como profesional desde 2007 y no registra en su historial peleas con un peso menor al ligero. De hecho, en sus anteriores siete visitas a la Argentina se presentó con registros entre 61 y 65 kilos. Y en ninguna de las tres entidades que rigen el boxeo profesional en su país figura en los listados del peso pluma sino en divisiones ligero y superligero, lo que lo inhabilitaba legalmente para afrontar esta pelea.

En el pesaje oficial realizado en el Palacio Municipal de Tandil, Rueda registró 57,100 kilos, mientras que el visitante lo anunciaron con el registro más bajo de su carrera: 57,150 kilos, justo el límite del peso pluma.

En combate, tras caer en el cierre del segundo asalto por una buena izquierda al hígado, Mendes Pinto se dedicó a deslucir a un apático Rueda, a quien se le pasaban los rounds entre lagunas y algunos aciertos esporádicos. Hasta que en el noveno descargó una derecha cruzada al mentón que derribó al exhausto brasileño por toda la cuenta.

No quedó en eso la ignorancia a las reglas en la noche tandilense. En el semifondo, el peso ligero dolorense Jonathan Eniz (11-3-1, 3KO-1PKO) venció por puntos al chaqueño Luis Ojeda (4-3, 0KO) en fallo unánime. Elproblema es que uno de los jueces, Osmar Marconi, vio ganar al bonaerense 58½-58 lo que implica que, al menos, dio igualado un asalto, algo que no permite el reglamento de la Federación Argentina de Box, fiscalizadora de la velada.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s