PIENSA EN GRANDE

Omar Narváez le dio una lección de boxeo al venezolano Jesús Vargas, quien no salió a pelear al octavo round. Con 40 años, el Huracán ganó el cetro gallo Latino FIB y apunta ahora a una tercera corona mundial.

box

Narváez le dio una lección de boxeo a Vargas, quien no salió al 8º.

La capacidad técnica de Omar Narváez está fuera de discusión. Quizás sin la velocidad asombrosa de sus comienzos, pero con un bagaje técnico pocas veces visto, el zurdo dio anoche otra exhibición en el Nuevo Palacio Aurinegro de Puerto Madryn, ciudad en la que no se presentaba desde hacía siete años.

Con 40 años, el chubutense hizo lucir como un principiante al venezolano Jesús Vargas, campeón gallo de su país, quien tras un primer asalto en el que mostró ganas y lanzamientos picantes, se fue desinflando por la variedad de esquives y contras del chubutense y luego, a medida que avanzaban las vueltas, por la precisión de los disparos.

Abrumado y sin fuerzas, Vargas (14-4-1, 10KO-1PKO) no salió al octavo asalto por lo que el árbitro Néstor Burgos decretó el KOT8. Narváez llevó su récord a 45-4-2 (24KO-1PKO) y se calzó el cetro Latino FIB gallo que se encontraba vacante.

Tras la pelea, Narváez reconoció que si bien tiene un acuerdo de palabra para la revancha ante Naoya Inoue por el supermosca OMB, en cuanto el nipón supere al mexicano David Carmona, lo seduce la idea de coronarse en tres divisiones.

El título regional FIB, sumado a la buena relación que su manager Osvaldo Rivero tiene con el porteño Aníbal Miramontes (encargado de rankings y hombre fuerte para la región en la FIB) le permitiría ingresar al escalafón de la entidad con base en Nueva Jersey que tiene como monarca al inglés Lee Haskins (32-3, 14KO-3KO) quien no combate desde junio último y podría pedir una defensa opcional antes de enfrentar al retador mandatario que se definirá en abril con el choque entre el británico Stuart Hall y el azteca Rodrigo Guerrero.

La otra opción sería apuntar al cinturón de los 53,500 kilos de la OMB, organización para la que Narváez portó sendas coronas en mosca y supermosca. Si bien el patagónico figura segundo en el peso inferior, sus antecedentes permitirían que Francisco Valcárcel (presidente del ente con base en Puerto Rico) lo habilite desafiar al actual monarca, el tailandés Pungluang Sor Singyu, un peleador que a diferencia de otros siameses ha salido del entorno favorable de su país y ha peleado en Estados Unidos, Bélgica y Filipina. De conseguirse los fondos, Narváez podría ser aspirante mundialista en casa antes del cierre de 2016.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s