SI QUIERE, TAMBIEN USTED PUEDE HACERLO

WPC, entidad adventicia que fiscaliza veladas boxísticas de diversa laya, no respeta sus propias reglas y habilita que cualquiera puede pelear: hasta quienes se desempeñan como jurados.

kumite

El ring del Kumite Club, usado anoche, no cumplió con las reglas de WPC.

Pese a su nombre plagado de anglicismos, la World Pugilism Commission (WPC por su acrónimo) es una entidad con base en Flores que se ha afianzado como fiscalizadora de espectáculos boxísticos en los que se admiten boxeadores desafectados por bajos rendimiento desde la Federación Argentina de Box (FAB, la entidad más añeja de nuestro país), entusiastas de más de 40 años y todo tipo de personas que quiere vivir la adrenalina de subir a un ring.

La idea fundamental que parece regir los designios de WPC es la amplísima libertad para que quien quiera ponerse los guantes pueda hacerlo. Muchas de ellas, aun a contrapelo de las laxas reglas escritas por Daniel Gómez, presidente de la entidad desde su fundación en 1995 en Latacunga (Ecuador), que no exigen experiencia amateur comprobada (sólo se pide condiciones técnicas necesarias en el artículo 17.1) y que admite hasta seis derrotas antes del límite en dos años antes de cancelar la licencia de un boxeador (artículo 20.b).

Ayer, por ejemplo, hubo una velada en el Kumite Club de San Isidro con cuatro enfrentamientos sin importar que el ring utilizado no cumpliera con el artículo 12 del reglamento WPC (pide cuatro cuerdas y, tal como la foto lo demuestra, éste tiene tres). En la misma se presentó Tomás Cortiñas, un debutante quien hace dos semanas había sido jurado en otra velada celebrada en ese mismo escenario, en abierta contradicción con el artículo 137 del reglamento WPC (un jurado no puede tener relación con empresas promotoras, managers, segundos o boxeadores). No fue dulce el estreno de Cortiñas, noqueado por el también novato Rubén Uset en el tercer asalto.

Cortiñas no es el único que atiende en los dos mostradores. Hace una semana, en Morón, Javier Cancino se dio el gusto de subir al ring y anotarse una victoria por KO1 ante Cristian Pedace (quien suma cinco caídas consecutivas en seis meses, cuatro antes del límite). Cancino no sólo fue juez en cuatro peleas de una reunión celebrada un mes antes sino que falló en uno de los enfrentamientos en el que se presentó (y perdió) Pedace.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios