FIAMBRES EN EL RING

En diversas veladas de WPC presentaron a boxeadores con la identidad de Jorge Daniel Medina, muerto en 2012, y de Julio Esteban Martínez, quien se retiró en 2006. Los damnificados querellaron a la WPC y a los organizadores de las veladas ante la Justicia por sustracción de identidad.

000

Los dos perjudicados: Julio Martínez y Jorge Medina (Gentileza Diario Popular)

La sección de la revista humor se llamaba Fiambres en el Ring. Era parte de Pelota, el suple interno que la revista Humor poseía en papel amarillo en la última página de cada edición que, al comando del insigne Tomás Sanz, tomó registro durante la década del 80 de los despropósitos que se vivía en esa época en el boxeo argentino y mundial. Gracias a los oficios de la World Pugilism Commission (WPC), el boxeo nacional volvió a tener Fiambres en el ring. Literalmente.

El periodista entrerriano Juan Carlos Valdez publicó a fines de agosto en el diario El Heraldo de Concordia que el boxeador Jorge Daniel Medina, quien se había retirado del ring en 2005, habría vuelto a los 45 años al ring para hacer seis peleas durante 2016 bajo la supervisión de WPC. Lo enigmático era el hecho que el entrerriano Medina falleció asesinado en Concordia, su ciudad natal, cuatro años antes.

Para colmo de males, entre la media docena de presentaciones de Medina que inicialmente consignaba la página http://www.boxrec.com figuraban dos enfrentamientos ante su comprovinciano Julio Esteban Martínez, quien consultado por Martínez reconoció que no subía a un ring desde hacía una década.

La búsqueda de elementos en la que también contribuyó el periodista Marcelo González permitió demostrar que ninguno de los dos mencionados (el difunto Medina y el retirado Valdez) habían tomado parte de las peleas, algo que es de fácil comprobación al comparar las fotos verdadero Julio Martínez en su licencia de la Federación Argentina de Box y quien tomó su identidad en el combate ante Cristian Miño el 20 de agosto en Olivos. (ver link)

La lista de irregularidades no queda ahí ya que, al menos, habría un tercer boxeador con nombre figurado: el 9 de julio, el finado Medina se habría enfrentado al santafesino José Antonio Pérez, quien comenzó su carrera en peso welter en 1995 y llegó a combatir como medio pesado. No parece ser el mismo (o hizo un radical tratamiento de peso a los 45 años) quien se presentó aquella noche en la Sociedad de Fomento Los Andes en San Martín pesando escasos 60,700 kilos.

A partir de las pruebas presentadas por la prensa, tanto Daniela Medina, hija del fallecido Jorge Daniel Medina, como Julio Esteban Martínez presentaron ante la Justicia denuncias de sustracción de identidad por parte de los organizadores de los combates y la entidad WPC, como fiscalizadora de los mismos.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s