LA MOVIDA JUSTA

Gracias a una oportuna estrategia empresarial, Brian Castaño será local mañana ante el puertorriqueño Emmanuel de Jesús, un rival que reapareció en las listas con el timming preciso para pelear por la corona interina superwelter AMB que está vacante.

000

Castaño y De Jesús en la conferencia de presentación de su pelea.

A comienzos de la década del 90, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) instituyó el interinato como una forma de mantener activo un título mundial cuando un campeón sufría una lesión que requería un largo tratamiento o entraba en un cono de sombras por problemas legales. El primero en disfrutar de ese logro fue el mexicano Víctor Rabanales, quien logró el cetro gallo interino CMB al superar por puntos en decisión técnica al surcoreano Lee Yong-Hoon el 30 de marzo de 1992. Tras dos defensas exitosas (la segunda ante el misionero Luis Ocampo), el chiapaneco unificó cuando el campeón en receso, el japonés Joichiro Tatsuyoshi, se recuperó de sus lesiones y se mantuvo como monarca hasta caer ante el surcoreano Byun Jung-Il el 28 de marzo de 1993.

Argentina es uno de los países que más aprovecharon la figura del interinato, con una decena de boxeadores consagrados por esa vía. El primero en usufructuarla fue el porteño Marcelo Domínguez, quien luego de que el congoleño Anaclet Wamba le negara la revancha, peleó por la faja interina crucero CMB ante el francés Akim Tafer al que noqueó en 9 rounds el 25 de julio de 1995 en St. Jean de Luz (Francia).

Casi ocho años pasaron hasta que el bonaerense Héctor Velazco se quedó con el interino mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al barrer al limitado Andras Galfi en ocho rounds en el Luna Park el 10 de mayo de 2003. El quilmeño Sergio Martínez GKOT9 al congoleño Alex Bunema el 4 de octubre de 2008 en Temecula (EE.UU.) para alzarse el interino superwelter CMB.

En 2009, dos consagraciones que aprovecharon la liviandad con la que la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) comenzó a disponer de los interinatos, alejándolos de su espíritu inicial y generando duplicación y/o triplicación de eventuales campeones en el mismo peso: el 27 de junio, el santafesino Marcos Maidana GKOT6 al californiano Víctor Ortiz en Los Angeles por el superligero AMB y el 15 de agosto, en Cozumel, el mendocino Juan Carlos Reveco GP12 al mexicano Francisco Rosas por el minimosca AMB. El 4 de noviembre de 2010, en Las Heras, el mendocino Jonathan Barros GKOT7 al panameño Irving Berry por el pluma AMB. El Chino Maidana volvió a calzarse la faja interina AMB de los 63,500 kilos el 9 de abril de 2011 al ganarle por decisión en Las Vegas al mexicano Erik Morales. Otro que repitió coronación, el 10 de junio de ese año en Las Heras, fue el cuyano Juan Carlos Reveco tras GKO5 al venezolano Jean Piero Pérez, pero esta vez en peso mosca.

En 2012, otras dos coronaciones “light”: el 2 de julio, en Villa Ballester, el bonaerense Diego Chaves dispuso en dos rounds del marroquí Ismael El Massoudi para quedarse con el interino welter AMB y el 8 de septiembre, en Las Vegas, el chubutense Lucas Matthysse sometió al nigeriano Ajose Olusegun en 10 asaltos por el interino superligero CMB. Al año siguiente, el 23 de agosto en Verona (NY), el bonaerense Jesús Cuellar se coronó tras vencer por puntos al dominicano Claudio Marrero. El último –hasta acá- que se benefició de un interinato fue el bonaerense Víctor Ramírez. El cubano Yoan Hernández se reportó lesionado y el Tyson del abasto aprovechó la localía en Villa La Ñata para vencer por decisión al inglés Ola Afolabi y quedarse con el interino crucero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Mañana (sábado 26 de noviembre), Brian Castaño podrá sumarse a la lista de reyes interinos. Pese a la manifiesta intención de Gilberto Mendoza (presidente de la AMB) de terminar con la profusión de cinturones por peso, los hechos muestran que siguen autorizándose peleas de este estilo. El bonaerense llegó a esta chance por un tercio del cetro superwelter (desde Panamá también son reconocidos el cubano Erislandy Lara y el ecuatoriano Jack Culkay) gracias a una buena campaña en el campo olímpico con tres victorias en la Serie Mundial AIBA lo que lo acredita con un acumulado de 15-0 (10KO). Sus últimas cuatro presentaciones en EE.UU., con triunfos ante rivales de mediana oposición, sumados a los buenos oficios de su manager Sebastián Contursi le permitieron ingresar en el escalafón en el sexto lugar en julio tras el triunfo ante el mediocre Marcus Upshaw, con casi tantas perdidas como ganadas, y sin registrar actividad se elevó en la clasificación hasta figurar segundo en el mes de noviembre.

El rival del Boxi en el Estadio Polideportivo Presidente Perón de González Catán será el boricua Emmanuel de Jesús, quien entre mayo de 2015 y febrero de este año figuró en los puestos de abajo en el escalafón welter cuando sufrió su única derrota, por puntos, en ocho asaltos. Sin actividad desde abril (su historial es de 17-1, 12KO), en noviembre apareció clasificado noveno en la división superior lo que le da a la disputa por el título un viso reglamentario contrarreloj. El Pirata De Jesús aparece como un rival a medida para que Castaño tenga su primer festejo grande.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s