DE TODOS LOS COLORES

Con una actuación soberbia, Marcela Acuña noqueó a Yésica Marcos en el décimo asalto en Moreno y logró el cetro supergallo FIB que estaba vacante. A los 40 años, La Tigresa se dio el lujo que ningún varón nacional pudo: reinó en las cuatro máximas entidades del boxeo mundial.

 

002

La Tigresa exhibe, orgullosa, el cinturón FIB, el único que le faltaba.

Hace casi cuatro años, el 25 de enero de 2013, ante casi 45.000 personas que asistieron al teatro griego Juan Pablo II de la localidad mendocina de San Martín, Marcela Acuña ganó sobre el ring pero no así en las tarjetas el primer duelo ante Yésica Marcos ya que los jurados dictaminaron un salomónico y localista empate. Anoche, en el ring montado en el Parque Industrial de Desarrollo Productivo de la localidad de Cuartel V (Moreno), fue otra la historia: La Tigresa noqueó en el décimo al Bombón Asesino y se quedó con el cetro supergallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) que se encontraba vacante.

Con este éxito, logrado a sus 40 lozanos años, la formoseña consiguió una marca única en nuestro boxeo al conseguir cinturones de las cuatro principales entidades del planeta en los 55,530 kilos: el de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) lo había conseguido el 12 de agosto de 2006 al superar por puntos a la colombiana Anays Gutiérrez en Caseros. El del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), tras derrotar por decisión a la jujeña Alejandra Oliveras en la inolvidable unificación celebrada en el Luna Park el 4 de diciembre de 2008. Y el de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el 25 de octubre de 2013 tras vencer en las tarjetas a la brasileña Halanna dos Santos en Salto uruguayo.

En el primer combate de su vida sin tener en su rincón a su marido y entrenador Ramón Chaparro, aquejado de una intoxicación hepática, La Tigresa demostró su lucidez boxística ante una rival que exhibió el mejor estado de su carrera, demostrando que su radicación en Santiago de Chile bajo la protección del técnico Claudio Pardo le permitió sobreponerse a un pozo depresivo. La cuyana salió a cortarle el cuadrilátero con un gran desgaste de energías y, si bien llegó con algunos golpes curvos, la formoseña supo cubrirse y contraatacar con una derecha cruzada y precisa con la que fue haciendo diferencias.

En el noveno asalto, con uno de esos crosses diestros, Acuña le hizo perder el protector bucal a Marcos. De manera errónea (de acuerdos con las reglas FIB) el árbitro Mario González le permitió seguir combatiendo hasta el final del round sin reponérselo. El descanso no le permitió recuperarse a la mendocina. La Tigresa salió a la última vuelta a definir y no falló. Con otra derecha similar derribó a su oponente, quien no pudo superar la fatídica cuenta de 10. La Madre del boxeo femenino nacional elevó su récord a 45-6-1 (19KO-1PKO); Marcos cayó a 27-1-2 (9KO-1PKO) aunque dejó una muy buena imagen que marca su recuperación para la alta competencia.

La pelea completa (para verla, hacé click en la foto)

https://www.youtube.com/watch?v=2C4C2OeXRqA

 

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s