NUESTRO MEJOR AÑO

Se termina la temporada 2016 y el boxeo argentino sólo mantiene un campeón interino y diez reinas, lo que configuran 12 meses sin logros destacados y un marcado declive. Si éste fue una temporada para olvidar, Planeta Boxing presenta el ranking de los diez años que se convirtieron en inolvidables para nuestro pugilismo.

00-1970

En sólo 30 días, Monzón y Bonavena configuraron el mejor año de nuestro boxeo.

La temporada 2016 fue olvidable (o no, si se aspira al resurgimiento) para el boxeo argentino. Tras la derrota de Jesús Cuellar, nos quedamos sn campeones de reconocimiento absoluto, algo que no sucedía desde el 13 de marzo de 1999 cuando Hugo Soto perdió su corona mosca AMB, sequía que acabó Pablo Chacón el 16 de junio de 2001 al coronarse monarca pluma OMB.

Queda, como leve consuelo, el cetro interino AMB superwelter que porta Brian Castaño, título parcial que cobra importancia sólo en mercados secundarios. O las diez campeonas femeninas, encabezadas por la inoxidable Marcela Acuña. O los dos diplomas olímpicos en Río de Janeiro de Alberto Melián y Yamil Peralta, que maquillan una realidad en la que el boxeo aficionado carece de toda estructura.

Teniendo en cuenta que esta temporada ha sido poco propicia, y lejos de una melancolía barata, Planeta Boxing ha decidido para las Fiestas establecer un ranking de los diez mejores años del boxeo argentino a partir de hechos que conmocionaron a la actividad.

10º) 1930: El 27 de marzo de aquel año, Justo Suárez venció por puntos a Julio Mocoroa por el título argentino de los livianos ante más de 40.000 personas en River. Por carisma y estilo, el Torito de Mataderos se consagró como el primer ídolo masivo de nuestro pugilismo.
9º) 2002: Luego de 12 años sin boxeo, el Luna Park reabrió sus puertas el 13 de julio. Omar Narváez derrotó por puntos al nicaragüense Adonis Rivas, quitándole el cetro mosca OMB e iniciando un reinado que, sumando su etapa como campeón supermosca, se extendería por más de 12 años.
8º) 1994: El 10 de diciembre de ese año, en una hiperbólica definición digna de Hollywood, Jorge Castro –malherido y con la sombra de la inminente derrota- logró noquear al estadounidense John David Jackson pára retener la corona mediana AMB. Fue la pelea del año para The Ring.
7º) 1947: En una temporada plagada de grandes duelos internos, Alfredo Prada y José María Gatica hicieron la cuarta pelea entre sí (dos amateur y cuatro profesionales). En un Luna Park repleto, Prada le quebró la mandíbula al Mono y le sacó el invicto en un combate inolvidable.
6º) 2012: Tras una planificada exposición en los medios, Sergio Martínez venció en Las Vegas a Julio César Chávez Jr. para recuperar la corona mediana CMB. Aquella noche del 15 de septiembre, Maravilla logró que el boxeo volviera a ser un fenómeno de masas como antaño.
5º) 1968: En la más grande exhibición de boxeo dada por un boxeador nacional en un ring extranjero, el 12 de diciembre en Tokio, un magistral Nicolino Locche hizo abandonar a un abochornado Paul Fuji tras darle una lección de boxeo para quitarle el cetro superligero AMB.
4º) 1976: La gloria y el drama se unieron en la jornada del 22 de mayo. En la madrugada, frente a un prostíbulo de Reno (EE.UU.). murió asesinado Oscar Bonavena. Por la tarde, en Johanesburgo (Sudáfrica) Víctor GGalíndez KO15 Richie Kates en la pelea más sangrienta de nuestro boxeo.
3º) 1954: El 26 de noviembre, en la capital japonesa, Pascual Pérez (que ya había tocado el cielo con las manos en los Juegos Olímpicos de Londres 1948) consigue lo que nunca antes había logrado un argentino y se corona campeón mundial de los moscas tras superar por puntos a Yoshio Shirai.
2º) 1923: El choque entre Luis Angel Firpo y Jack Dempsey por el título pesado duró menos 4 minutos. Pero la gran actuación del Toro Salvaje de Las Pampas en aquella batalla del 14 de septiembre en el Polo Grounds de Nueva York revolucionó al boxeo argentino, obligando a su reglamentación.
1) 1970: En menos de un mes, dos momentos que marcaron a fuego la vida de sus protagonistas y al país. El 7 de noviembre, Carlos Monzón noqueó a Nino Benvenuti en Roma para ganar la corona mediana e iniciar uno de los reinados más sólidos de todos los tiempos. El 7 de diciembre, en Nueva York, Ringo Bonavena guapeó 15 asaltos ante el gigantesco Muhammad Ali para convertirse en fenómeno popular pese a la derrota.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s