“CHÁVEZ VA A ESTROPEARLE LA NOCHE AL CANELO”

Ayer llegó a su fin la gira promocional por cuatro ciudades de México y EE.UU. entre Saúl Álvarez y Julio César Chávez, Jr. para su combate del 6 de mayo y Andrés Mooney dialogó con Nacho Beristáin, quien fue contratado como entrenador principal de Junior. “Vamos a intentar explotar la gran estatura y fuerza física que tiene”.

000

Nacho Beristáin ha manejado a 25 campeones mundiales.

Si bien el próximo 6 de mayo se encontrarán con los guantes puestos en el ring montado en el T-Mobile Arena de Las Vegas, sin título en juego (con un peso pactado de 74,6 kilos), pero con el honor de jugarse la idolatría mexicana, Saúl Álvarez y Julio César Chávez Jr. ya tuvieron cuatro asaltos dialécticos en la gira promocional que realizaron entre el lunes y ayer, con encuentros públicos y de medios en México DF, Nueva York, Houston y Los Ángeles.

Mientras tanto, Andrés Mooney dialogó con Ignacio Beristáin, el legendario mexicano entrenador que fue contratad para guiar a Junior en el combate más importante de su carrera. Aquí, los conceptos fundamentales de la charla.

“Llámeme al gimnasio. A las 8”. Son las seis de la mañana en la Ciudad de México. Y aunque parece excesivamente temprano, Ignacio Beristáin y sus 77 años están levantados desde hace un largo rato. “Corro ocho kilómetros diarios”, dice, orgulloso, como advirtiendo de que pese a haber atendido a 25 campeones mundiales, ser miembro del Salón de la Fama y estar considerado como uno de los mejores entrenadores en la historia del boxeo, le sobran energías para afrontar nuevos desafíos.

Quizá por eso aceptó, contra cualquier recomendación, entrenar a un muchacho de 30 años que, además de luchar contra los fantasmas propios que acarrea el haber nacido en México, llevar el apellido Chávez y ganarse la vida como boxeador, tendrá que pelear frente a uno de los más brillantes boxeadores de la actualidad: Saúl el Canelo Álvarez.

Don Nacho será el responsable de preparar a Julio César Chávez Jr. para su compromiso del 6 de mayo, en el T-Mobile Arena de Las Vegas, en una pelea que promete ser –en términos económicos, de repercusión y de audiencia- la más grande entre mexicanos de cualquier época.

“En Estados Unidos hacen favorito al Canelo pero creo que, si Julio llega con una gran condición física, va a estropearle la noche”, se esperanza el viejo maestro, y adelante parte del plan: “Vamos a intentar explotar la gran estatura y fuerza física que tiene Chávez, y vamos a darle un poquito más de defensiva, para tratar de romper la velocidad y continuidad que maneja en su combinación de golpes el Canelo, y así intentar colarnos una eventual victoria”.

-¿Cómo se logra eso con un joven que ha tenido problemas de indisciplina, que ha dado positivo por marihuana, por ejemplo?
-Ahora, en este momento, está en manos de un preparador físico (Ángel Heredia) que tiene una disciplina casi militar, que es un excelente preparador que me ayudó en el final de la carrera de Juan Manuel Márquez, y los resultados fueron excelentes. Tengo fe en que me va a entregar un peleador fuerte y bien preparado.
-En 2012, Maravilla Martínez venció bien a Chávez, más allá del último round. ¿Imagina, contra el Canelo, un combate similar?
-Son distintos: Maravilla era zurdo y hábil, y el Canelo es derecho. Empezando por ahí, es menos complicado, porque un zurdo siempre es difícil. Pero aparte de zurdo, Martínez era habilidoso y fuerte.
-¿Cree que Canelo-Chávez puede estar a la altura de las grandes peleas entre mexicanos?
-Es difícil, porque entre mexicanos ha habido guerras. Pero pinta, por los estilos, para ser una gran pelea.
-¿Cómo va a hacer para entrenar a Márquez y a Chávez al mismo tiempo?
-Juan Manuel va a estar trabajando aquí, en el Romanza, porque recién inicia sus trabajos después de tres años de no haber hecho nada. Le voy a dejar un programa de trabajo, y yo voy a estar concentrando con Julito (Chávez) en el Otomí (un centro del pueblo indígena otomí, ubicado en el municipio de Temoaya, a 3.200 metros sobre el nivel del mar), y eventualmente voy a bajar a supervisar los trabajos de Juan. Juan Manuel pelea en junio y este chico (Chávez), en mayo.
-¿Cómo le gustaría que lo recuerden el día de mañana?
Como un trabajador más del boxeo, nada más.

Para leer la entrevista completa en A la Vera del Ring, hacer click aquí

ANDRÉS MOONEY
@ANDRESMOONEY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s