MAYWEATHER-MCGREGOR, 95 AÑOS DESPUÉS

 

Floyd Mayweather se enfrentará a Conor McGregor el 26 de agosto en Las Vegas en un desafío entre el mejor boxeador del último cuarto de siglo ante el más popular luchador de UFC; un duelo entre especialistas de combate que registra un lejano antecedente en la Argentina en 1922.

Ayer se confirmó que Floyd Mayweather (campeón mundial de boxeo en seis categorías) volverá tras 23 meses de inactividad con el objetivo de llevar su récord profesional a 50-0 en un combate ante Conor Mc Gregor (bicampeón en dos divisiones de la franquicia UFC de arter marciales mixtas) a realizarse el 26 de agosto en el T-Mobile Arena de Las Vegas, una pelea a 12 rounds en división superwelter (límite 69,850 kilos), sin corona oficial en juego y que dejó en claro que para la Comisión Atlética de Nevada prioriza el negocio (habrá una paga de u$s 100 millones para el estadounidense Mayweather y u$s 75 millones para el irlandés Mc Gregor y una expectativa de facturación de u$s 1.000 millones) antes que la lógica deportiva (habilitó a un debutante en el boxeo a enfrentarse al mejor boxeador del último cuarto de siglo).

Mientras las agencias de apuestas ya establecieron a Money Mayweather como favorito 11-2, en los medios crece la hipérbole sobre las posibilidades de hacer historia de un experto en MMA ante un maestro del pugilismo. Lo que pocos saben es que en Argentina hubo un combate de similares características (con obvias diferencias de calidad entre los participantes) hace la friolera de 95 años.

El 15 de julio de 1922, en la sede de la Federación Argentina de Box, se enfrentaron el boxeador porteño Luis Galtieri (la licencia FAB nº 2 tras la ser brindad la inicial a Luis Angel Firpo) y el japonés Luis Taki, docente de jiu jitsu en el ejército argentino. De acuerdo con la crónica que consignó Gastón Martínez Vázquez en la Revista El Gráfico, la pelea duró segundos: tras algunas fintas de las dos partes, un puñetazo del Chiquito de Pompeya se clavó en la mandíbula del asiático, quien cayó desmayado y tardó varios minutos en despertarse. Rotundo KO1. Los casi 400 japoneses que concurrieron al combate quedaron mudos y solo reaccionaron cuando Taki se despertó creyendo que estaba en su país natal.

No sería el único intento de Taki, quien también se dedicaba a desafíos informales por dinero en el puerto de Buenos Aires, ante un pugilista. El 26 de enero de 1924, en el club Jorge Newbery de Gualeguaychú, desafió al local Francisco Guipponi a una pelea de reglas mixtas. El entrerriano, que tenía más de diez kilos de ventaja, golpeó duramente al japonés en el estómago, provocándole una peritonitis que lo haría morir minutos más tarde sobre el cuadrilátero.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s