ESTAS DOS ÚLTIMAS CARTAS SE BARAJAN DISTINTAS

Lucas Matthysse buscará mañana el cetro welter AMB vacante en EE.UU. ante el tailandés Tewa Kiram con todo el apoyo de la promoción. A la inversa, Fernando Saucedo tuvo un viaje interminable rumbo a Ghana para enfrentarse al local Emmanuel Tagoe por el cinturón IBO ligero. Dos boxeadores que marcan las dos caras del negocio que hay detrás de una pelea titular.

Mañana, sábado 27 de enero, dos veteranos se jugarán su última carta para seguir en las peleas de campeonato. Uno afrontará el desafío con el sustento de la promoción y una planificada preparación. El otro lo hará sufriendo las inconveniencias de una logística en la que se mezclan las propias carencias y las picardías que todo visitante sufre.

Lucas Matthysse se encuentra ante la última encrucijada de su carrera. De hecho, asumió que si mañana no sale vencedor de su compromiso en el Forum de Inglewood. A los 35 años, el chubutense (38-4-0-1sd, 35KO-1PKO) se las verá con el invicto tailandés Tewa Kiram (38-0, 28KO), un adversario diez años menor, más alto, duro y con manos picantes por el cetro welter AMB vacante.

La Máquina Matthysse, uno de los boxeadores mejor dotados que generó nuestro boxeo en los últimos 20 años, parte como favorito 6-1 en las casas de apuesta y busca tener un cinturón con reconocimiento pleno (fue campeón interino superligero CMB entre 2012 y 2013) y redimirse luego de la inesperada victoria concluyente ante el ucraniano Viktor Postol en 2015, la única antes del límite de su carrera. Con el apoyo de su promotor Mario Arano y Golden Boy Promotions, viajó rumbo a los Estados Unidos a principios de diciembre para completar una preparación de siete semanas bajo las órdenes del californiano Joel Díaz para no dejar dudas en la previa.

En la velada californiana que organiza se presentará también bonaerense Marcelino López (33-2-1, 18KO) ante el colombiano Breidis Prescott (30-11, 22KO-3PKO), un pegador que, si bien trae tres derrotas al hilo, es un probador para medir las chances de Nino López para acceder a las ligas mayores.

El otro que irá por un cinturón, aunque de menor reconocimiento global, es Fernando Saucedo. La odisea del varelense recuerda a una vivida por el mismo Matthysse en 2013, cuando por problemas de documentación recién pudo llegar a Atlantic City tres días antes de enfrentarse (y noquear) al local Lamont Peterson. El raid de las últimas del Vasco muestra las limitaciones a las que debe adaptarse un profesional cuando va de visitante, librado a la buena de Dios. Saucedo, acompañado por sus hermanos Gustavo y Marcelo y Daniel Sidra dejó Ezeiza en el amanecer del martes 23 y luego de escalas en Brasil y Sudáfrica completó casi 14.000 kilómetros de vuelo en dos días hasta arribar a Accra, la capital de Ghana, en la mañana del jueves 25.

Como él mismo lo explicó: “Pedí al promotor estar una semana antes para aclimatarme ya que hace seis meses que no peleaba; me armaron un vuelo de 40 horas en el aire, pero como llegaba siete días antes, lo acepté. Luego cambiaron el vuelo para el lunes y después, el martes. Si bien tuvimos sólo 20 horas en total de vuelo, estuve 10 horas tirados en Brasil sin cama ni donde descansar y 12 horas en Sudáfrica tirados arriba de los bolsos. Además, pusieron el pesaje a la 7 del viernes, así que me pasé todo el día trabajando para cortar los seis kilos, sin poder dormir la noche previa, con mareos y nauseas por bajar de peso”.

Saucedo, un socio del gimnasio en su larga carrera, precisó de dos pasos por la balanza (y una última sesión de sauna) para poder dar el límite de la categoría ligero (61,230 kilos). Para su combate de mañana ante el local Emmanuel Tagoe (27-1, 13KO), quien expondrá por primera vez el cetro IBO de la división. El bonaerense de 36 años (61-6-3, 10KO) dejó claro su padecimiento y su ética de trabajo: “Fui al sauna y pude dar el peso destrozado, pero le puse huevos y creo que mañana me va a pasar factura el esfuerzo. Pero soy un boludo que le gusta cumplir en vez de pensar en mí. No quería que los medios dijeran que soy un irresponsable y mal profesional por no dar el peso. Sólo espero que el físico no me pase factura. Esto que me hicieron es inhumano, sé las reglas de este deporte, pero esto es mucho. Si quieren ganar, que ganen arriba del ring, no de esta manera”.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s