EL CAPO DE AIBA

El uzbeko Gafur Rakhimov, acusado por diversas agencias gubernamentales de EE.UU. de ser uno de los principales narcotraficantes del planeta, asumió de manera interina la presidencia de la entidad que tiene a su cargo al boxeo olímpico. Osvaldo Bisbal, expresidente FAB, mantuvo su puesto como uno de los vicepresidentes.

AIBA-Interim-President-Gafur-Rakhimov

A la izquierda, Rakhimov (presidente entrante ); a su derecha, el saliente Falcinelli.

La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) es la entidad que tiene el derecho de fiscalizar al deporte en los Juegos Olímpicos. Históricamente célebre por los dislates en competencia, con fallos teñidos de localismo e intereses políticos de la mano del pakistaní Anwar Chowdhry (en cargos ejecutivos entre 1966 y 2006), desde la llegada al poder Wu CK en 2006 agregó nuevos ingredientes al escándalo: problemas económicos.

El taiwanés Wu abrió el boxeo olímpico a los profesionales, creó los torneos como APB y Serie Mundial AIBA -que permitieron combatir mezclados a aficionados y pro- y generó una movida de dineros poco clara -es incierto destino de una remesa de u$s 10 millones provenientes de Azerbaiyán-, tanto que en noviembre último debió dejar su cargo por las presiones internas. Quien asumió transitoriamente fue su principal enemigo en el consejo directivo: el italiano Franco Falcinelli.

Se esperaba que el europeo fuera confirmado en el congreso especial que se lleva a cabo en Dubai, pero no faltaron las sorpresas en el meeting en Emiratos Árabes Unidos: inesperadamente, y tras negar que AIBA eliminará dos de las diez categorías masculinas en los JJ.OO. para subir de tres a cinco las divisiones femeninas, Falcinelli decidió sorpresivamente dimitir en favor de Gafur Rakhimov.

¿Quién es este inesperado nuevo líder del pugilismo olímpico, quien estará temporalmente en el mando hasta las elecciones en noviembre próximo? El uzbeko no está bien visto dentro del movimiento olímpico. Las autoridades australianas le prohibieron la entrada al país para los Juegos de Sydney 2000, sospechado de ser uno de los principales narcotraficantes del mundo tanto por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) como por el Ministerio Ruso de Asuntos Externos. Si bien se pueden pensar que aquellos fueron errores del pasado de Rakhimov (uno de los principales lobbistas para que Soch ganara la sede de los JJ.OO. de Invierno 2014), su nombre actualmente figura en la lista de grandes mafiosos del planeta que publica el Departamento del Tesoro de EE.UU. (ver link)

En el seno de AIBA obviaron estos “detalles” y mientras negaron de manera unánime el reconocimiento a Wu como presidente honorario, abriendo las puertas a futuras acciones legales, se mantuvo por aclamación el actual comité executivo en el que Osvaldo Bisbal (expresidente de la Federación Argentina de Box) sigue como vicepresidente por América.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s