CARRERAS ARMADAS

En Chihuahua (México) quedó quién manda: la promoción local no aceptó el dictamen del Consejo Mundial de Boxeo y enfrentó al bonaerense Miguel Ángel Suárez –un dudoso invicto con licencia de la emergente WPC– ante el local Marcos Reyes –excampeón de su país y rival de tres campeones mundiales- por un cetro regional del CMB.

000

La pelea fue anunciada por el cetro Internacional CMB, finalmente fue por el Latino CMB. 

Esta noche, sobre el ring del Gimnasio Rodrigo M. Quevedo de Chihuahua, el presentador del combate de fondo de la velada que organiza Promociones del Pueblo (la empresa que rigen desde hace más de cuatro décadas de Oswaldo y Reginaldo Küchle) con televisación internacional de la cadena Televisa Deportes, probablemente presente a los contendores de la siguiente manera: “Pelearán 12 rounds. En el rincón azul, con un peso de 72,900 kilos y un récord invicto de 15 triunfos con 9KO, el argentino Miguel Ángel Suarez. Y en el rincón rojo, con un peso de 74 kilos exactos, con un historial de 35-5 (26KO-1PKO), el mexicano Marcos Reyes”.

Para el espectador incauto se trata de un combate interesante. Pero a la hora de revisar las historias se revela un completo desbalance.

El Bebe Suárez, nativo de la zona norte del Gran Buenos Aires, es uno de las tantas voluntades cooptadas para espectáculos boxísticos por la World Pugilism Commision (WPC), la entidad emergente creada y dirigida por Daniel Gómez que con denominación diversa pulula desde 1995 en los arrabales pugilísticos. Según el sitio estadístico BoxRec (un portal que es tomado como referencia internacional pero se caracteriza por tener fallos en el registro, sobre todo en Sudamérica), Suárez aparece como invicto en 15 presentaciones en una carrera que comenzó en 2015 (ver link), ante rivales sin demasiada calificación. Desde el entorno del boxeado, aseguran que no todas las peleas existieron. De hecho, cotejando fechas y lugares, hay al menos siete cuya existencia no puede ser documentada: las seis realizadas entre 2015 y 2016 en el Boxing B-52 de Beccar (un galpón usado para fines diversos en los lindes de la Villa Uruguay), y la supuesta décima contienda profesional, fichada en enero de 2016 sin sitio determinado.

Enfrente, Reyes exhibe una carrera de 11 años codeándose con lo mejor de su categoría de su país (ver link). Ex campeón mexicano superwelter y poseedor de un par de coronas regionales del CMB, el Dorado cruzó guantes con tres ex monarcas mundiales: Luis Ramón Campas (GP12), Julio César Chávez Jr. (PP10) y David Lemieux (PP10).

Para sumar contingencias, Suárez -quien carece de licencia profesional de la Federación Argentina de Box (FAB)- fue autorizado por el CMB para combatir por un cetro intermedio pese a que la entidad dirigida por Mauricio Sulaimán había establecido como postura no permitir pelear con su reconocimiento a boxeadores provenientes de la Argentina que no tuvieran papeles de la FAB (ver link) ¿Habrá conseguido Suárez unos de manera express?

Para sumar confusión, y como muestra el cartel que enmarcó el `pesaje público, el combate fue anunciado como válido por la corona Internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que se encuentra vacante. Sobre el ring, por arte de magia, se cambió el cinturón en juego y se disputó el Latino CMB de los 76,205 kilos pese a que el porteño Tomás Reynoso lo haya ganado en diciembre último y tenga pautada una defensa para mayo, dividiendo de manera inútil los cetros sólo con fines televisivos.

Para completar una velada sin demasiadas equivalencias, en la preliminar se presentará otro boxeador con carrera armada bajo la egida del WPC: Jonathan Barbadillo, un peso mediano con un historial de 18-5-1 (15KO-5PKO). El bonaerense también luce presentaciones en el arrabalero coliseo B-52 (ver link), un cinturón Internacional WPC y dos derrotas contundentes cada vez que cruzó el Ecuador. En su tercer intento se cruzará con el invicto mexicano Misael Rodríguez (ver link), bronce olímpico en Río de Janeiro 2016 y a quien intentan llevar de a poco a una chance de la mano de dos consagrados como Robert García y Abner Mares.

No son los únicos argentos que la tendrán brava esta noche. En el Kings Theatre de Brooklyn, el pluma chaqueño David Paz (4-4-1, 1PKO) se las verá con el uzbeco Murodjon Akhmadaliev, bronce en Río 2016, quien hará su debut profesional. Paz viene de perder por amplia decisión ante otro medallista olímpico, el yanqui Shakur Stevenson (plata hace dos años). Además, el welter platense Nicolás Velázquez (10-2, 3KO) también tendrá como rival a otro debutante uzbeko con laureles olímpicos: Shakhram Giyasov, plata en los JJ.OO. 2016.

NOTA FINAL DEL 11 DE MARZO: Los cuatro boxeadores argentinos fueron noqueados. Ninguno superó el segundo asalto. La única verdad es la realidad, dijo alguien, alguna vez.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s