SABOR A POCO

Las veladas del sábado dejaron la desvaída imagen de Omar Narvaez en Irlanda, fallando en su desafío por el cetro gallo OMB, y el pundonor de Jesús Cuellar, ampliamente superado por el poder de Gervonta Davis en su intento por el título superpluma AMB. En el haber, la ratificación del poder de Fabián Maidana ante un rival de relleno.

El último (21 de abril) no fue un sábado de gloria para el boxeo nacional. Y tampoco de drama. Fue, lamentable y claramente, la comprobación de que en la actualidad nuestros peleadores se mueven en los bordes del primero nivel pero que sus circunstancias no les permiten dar el paso al frente.

En Belfast, la capital de Irlanda del Norte, el chubutense Omar Narváez (48-3-2, 25KO-1PKO) falló en su intento por la corona gallo OMB ante el sudafricano Zolani Tete (26-3, 21KO-1PKO). Lo lamentable no fue la derrota del patagónico (excampeón de la entidad con base en Puerto Rico en peso mosca y superrosca) en el duelo de zurdos sino comprobar que, a la hora de las papas calientes, prefirió la derrota digna antes que la heroica inmolación.

Tal como hizo ante Nonito Donaire en 2011 o contra Naoya Inoue en 2014, el Huracán evaluó los riesgos y puso a salvo su futuro antes de sufrir males mayores. Con 42 años y 33 peleas mundialistas en el lomo es poco lo que se le podía exigir a Narváez, quien tras comprobar en el primer cruce que el africano era un rival que sabía como sacar ventaja de su mayor frescura (12 años más joven) y de su mayor alcance (20 cm) y se contentó con llegar en pie a la última campana de manera tal que las tarjetas (coincidieron en 120-108 para el campeón) fueron puro decorado. Sólo quedó la desazón de ver a un notable estilista y caminador como es el patagónico reducido al papel de partenaire en la que puede llegar a ser su última función de ring.

Distinta fue la actitud de Jesús Cuellar (28-3, 21KO-2PKO) en su choque ante el invicto estadounidense Gervonta Davis (19-0, 18KO) por la corona superpluma AMB que se encontraba vacante.

En otro combate entre zurdos, el bonaerense –con una inactividad de 16 meses– intentó achicar la distancia y hacerle sentir el rigor al protegido de Floyd Mayweather, pero pese a acertar algunos golpes al comienzo, fue herido por una izquierda al plexo que lo derribó en el segundo asalto. El Forastero pudo completar el asalto de pie, pero estaba tocado. Davis fue paciente y en el tercero volvió a cocinarlo abajo. Cuellar se levantó sin resto, a puro corazón, y se la jugó en los cruces pero no pudo aguantar la descarga del estadounidense que lo derribó por tercera vez, obligando al árbitro Benjy Esteves Jr. a decretar el nocaut técnico.

La única alegría de la velada en Brooklyn fue la victoria del santafesino Fabián Maidana (15-0, 11KO) quien no tuvo inconvenientes para arrollar al probador beninense Justin Savi (31-16-2, 21KO-6PKO), puesto como rival de apuro tras caerse el colombiano Hevinson Herrera, el oponente inicial. Dejando en claro la diferencia de calidad, el hermanito del Chino -cada vez más cerca del límite superligero- conmovió al africano en el round inicial y lo derribó en el segundo y tercer asalto, por lo que Savi se quedó en el banquito y no salió al cuarto. Una victoria contundente que le permitió a TNT incrementar cifras y sumar roce camino a desafíos superiores-

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s