DESTRUYENDO LA HISTORIA

La FAB, a cargo de los títulos sudamericanos, dejó sin reconocimiento a Matías Vidondo como campeón sudcontinental pesado y autorizó que se cubriera esta noche la vacancia con un choque entre el bonaerense Gonzalo Basile y el boliviano Julio Cuellar, que perdió las seis peleas que hizo afuera del país y le duró medio minuto al Patón en el primer combate entre sí, en 2017. Para completar la velada, Pokémon Farías y Darío Balmaceda unifican las coronas argentina y sudamericana de los cruceros.

GonzaloBasile-JulioCuellarCabrera-PesajeRevedABP2.jpg

Hace casi exactamente un siglo, el 1 de noviembre de 1919, el yanqui nacionalizado chileno le ganó por puntos en 15 rounds a Luis Ángel Firpo en la pelea inaugural por el título sudamericano de los pesados. El Tigre Salvaje de Las Pampas se tomaría revancha por duplicado un año más tarde –con sendos KO1–, con la corona sudcontinental en juego. La faja como el mejor peso completo del continente era un orgullo. Por algo la lucieron cracks como Alberto Lovell, el chileno Arturo Godoy o Goyo Peralta. Ringo Bonavena se quedó con la deuda de no haber peleado nunca por él. Y Marcelo Domínguez y Fabio Moli hicieron tres de sus cuatro combates por él, todos con triunfos del Gordo; el más recordado, el primero de 2002 en un Luna Park a full.

La historia no son todas rosas y también hubo escándalos: el tongo entre Godoy y Lovell en Lima, en 1944, o más acá en el tiempo, la batalla de Córdoba de La Mole Moli y Walter Masseroni, en 2002, con una multitud agrediéndose sobre el ring. Pero nada se iguala a la atrocidad que avalan las autoridades de la Federación Argentina de Box (FAB) –gestora de hecho de los títulos Sudamericanos– para una velada a realizarse esta noche.

Matías Vidondo ganó el título vacante el 31 de marzo de 2017 tras vencer por decisión a Mariano Díaz Strunz. Por falta de rivales, el neuquino radicado en Rosario –quien a los 42 años también cuenta con el cinturón argentino– no volvió a subirse al ring, aunque siempre aseguró que volvería a ponerse los guantes de aparecer una oferta razonable.

Sin que hubieras razones suficientes, la dirigencia decidió declararlo en receso en el ámbito nacional y desconocerlo como campeón sudamericano. Para cubrir la vacancia, autorizó el choque que se hará en el Centro Recreativo Pasteleros entre el bonaerense Gonzalo Basile (73-12-0-1sd, 34KO-8PKO) y el boliviano Julio Cuellar (13-6, 12KO-6PKO). El Patón Basile (1º del ranking nacional) es más famoso por sus tatuajes y sus vinculaciones políticas que por sus triunfos pugilísticos, mientras que el visitante perdió antes del límite en sus seis salidas de Santa Cruz de la Sierra, su ciudad natal. Una de ellas, el 14 de diciembre de 2017, ante el mismo Basile en escasos 30 segundos, sin recibir ningún impacto contundente.

Para completar el gazapo, la velada en Luis Guillón presenta un doble fondo con corona sudamericana, pese a que Roberto Rilo (presidente de la Comisión de Boxeo Profesional FAB), lo ignoraba: el juninense Pablo Farías (30-4, 17KO-3PKO) expondrá la corona nacional de los cruceros ante el cordobés Darío Balmaceda (18-17-2, 12KO-10PKO), quien pondrá en juego la sudcontinental de los 90,700 kilos, pese a que la máxima autoridad responsable lo supo por una transmisión de TV. Será el quinto choque entre sí, con Pokémon Farías arriba en el historial por 3-1.

PabloFarías-DaríoBalmaceda-PesajeRevVedABP3.jpg

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s