POCOS PERO BUENOS

Argentina fue a los Juegos Panamericanos de Lima con la menor delegación de la historia. Pero, aprovechando el exiguo draw en cada categoría, subió a tres podios completando la mejor cosecha en 20 años: la cordobesa Leonela Sánchez fue oro en los 57 kilos, su hermana Dayana, plata en los 60 y el salteño Ramón Quiroga, bronce en 52.

000

No era buena la perspectiva del equipo nacional tras el clasificatorio celebrado en Managua (Nicaragua), en abril último. De diez competidores presentes, sólo cuatro consiguieron su lugar en los Juegos Panamericanos para transformarse en la delegación más exigua de la historia para nuestro pugilismo.

Sin embargo, la entrega de todos, el crecimiento demostrado con la ayuda de un cuerpo técnico que encabezaron Fabricio Nieva, Mariano Carrera y Daniel González, y un draw acotado de sólo ocho competidores por división ayudaron a lograr la mejor cosecha de tres podios, la mejor en 20 años.

El oro se lo quedó la cordobesa Leonela Sánchez en los 57 tras vencer, sin discusiones, a sus tres oponentes: la local Fiorella Goicochea, la colombiana Yeni Arias y la brasileña Jucielen Romieu en fallo amplio (4-1), ratificando su superioridad ante la paulista a la que superó en sus dos enfrentamientos previos, en el Continental de Venezuela de 2018 y en un tope celebrado en el estadio de la FAB, en marzo de ese año.

Su hermana mayor Sánchez, mantuvo la plateada en 60 kilos que lograra en Toronto 2015, tras superar a la canadiense Irene Fiolek y la mexicana Esmeralda Falcón y perder en la definición con la explosiva brasileña Beatriz Ferreira.

El bronce fue para el salteño Ramón Quiroga en los 52 kilos, vencedor del mexicano Miguel Capilla en cuartos de final y derrotado en semifinales por el dominicano Rodrigo Marte, quien luego se consagraría al superar al cubano Yosbany Veitía (actual campeón mundial del peso).

El único que se quedó con las manos vacías fue el bonaerense Francisco Verón, quien por los cuartos de 75 kilos perdió en decisión dividida (3-2) con el brasileño Hebert Carvalho da Conceicao, finalmente subcampeón.

Así, el trío de preseas se transformó en la mejor colección panamericana desde Winnipeg, cuando el chubutense Omar Narváez (51 kilos) y el cordobés Víctor Hugo Castro (63,500 kilos) se subieron a los más alto del podio y hubo bronces para el mendocino Ceferino Labarda (54 kilos), el bonaerense Hugo Garay (81 kilos) y el cordobés Manuel Azar (+91 kilos)

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s