EL NEGOCIO GANÓ POR KO

Fue un peleón, pero nuevamente un fallo polémico lo opacó todo. En la denominada pelea del año, Canelo Álvarez derrotó por puntos, en decisión mayoritaria, al kazajo Gennady Golovkin y se consagró como nuevo campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de boxeo, en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Anuncios

FALLO AUTODESTRUCTIVO

Anoche el boxeo volvió a dar otro golpe contra su credibilidad: Gennady Golovkin y Canelo Álvarez ofrecieron 12 emotivos asaltos por el cetro mediano unificado en los que GGG fue el mejor hombre sobre el ring. Pero los jurados, como se está haciendo costumbre, no respodieron a lo visto en el ring y firmaron un empate que huele más a negocio que a justicia.

POR EL Nº 1

Mañana, el kazajo Gennady Golovkin expondrá en Las Vegas su corona unificada mediano AMB-CMB-FIB ante el mexicano Saúl Álvarez en un combate que nos sólo definirá la supremacía en los 72,500 kilos sino que coronará al vencedor como el mejor libra por libra. Oscar de la Hoya, promotor del combate, es el gran ganador de la previa.

KO + FARSA + DESAFÍO

Lucas Matthysse arrolló al estadounidense Emmanuel Taylor en su retorno a la actividad en la previa de una sesión de sparring de 12 rounds de Saúl Alvarez ante un desteñido Chávez Junior que fue una simple introducción al desafío entre el Canelo y GGG.

HEILAND SUPERLIGÓ

Mauricio Sulaimán, anunció que Sebastián Heiland, tras dos años como Nº 1 del ranking. se eliminará con Jermall Charlo para buscar retador de Gennady Golovkin por cetro mediano CMB. Y presentó la Superliga, torneo amateur sin fecha cierta ni entidad local fiscalizadora.

TEMPORADA DE REBAJAS

Tal como en nuestro país, en el boxeo mundial no hubo grandes carteleras en 2016 y ningún PPV llegó al millón de ventas. Manny Pacquiao fue el boxeador que más recaudó (u$s 24 millones por dos peleas) aunque sus bolsas se redujeron al 15% de lo que consiguió en el 2015.

LA OMERTÀ DEL RING

Miguel Cotto se atrevió a desafiar al CMB antes de su combate contra Saúl Alvarez. Las amplias y discutibles tarjetas que consagraron al Canelo como nuevo campeón mediano dejan un claro mensaje hacia la corporación del boxeo.